Andalucía: la tierra para quien la trabaja

Cuando las gotas se hacen lluvia

Cuaderno de rodaje. Página 5

Junio, 2015. Colectivo Miradas.

Nuestro recorrido comenzó en el frío mes de enero en las tierras frías de Burgos y concluyó en el caluroso mes de junio en las calientes tierras de Andalucía. Allí compartimos experiencias opuestas. En Jódar (Jaén) la población campesina enfrenta cifras récord de desempleo, mientras languidecen olivos en latifundios improductivos. En Marinaleda (Sevilla), luego de 30 años de gobierno local popular luchan por el pleno empleo y ofrecen servicios sociales inigualables a la población local.

En Jódar asistimos a una asamblea del grupo local del SAT y con un grupo de activistas visitamos un olivar de 600 has a las orillas del Guadalquivir que cayó hace unos años en manos del BBVA. Mientras la actual administración abandona el cultivo, el SAT local reivindica esas fértiles tierras para los campesinos.

Camino de Marinaleda, entramos en contacto con dos centros sociales: el CSA Jaén en Pie, donde compartimos debate sobre las Leyes Mordaza y disfrutamos de la hospitalidad de la gente sencilla; y la Casa Grande El Pumarejo en Sevilla, donde acordamos realizar un pase de la película una vez esté lista. En Sevilla también participamos junto a Diego Cañamero y activistas de todas las provincias andaluzas en una protesta reivindicativa ante la Seguridad Social. El SAT exige trabajo y tierra, pero mientras se mantenga el sistema latifundista de explotación de mano de obra barata demanda una renta básica agraria para asegurar derechos básicos en tiempos de desempleo estructural.

En Marinaleda, conocimos de cerca un experimento de gobierno local exitoso que ha sido demonizado por décadas por la prensa y la clase política dominante. Allí gobierna la Coordinadora Unitaria de Trabajadores (CUT), ofreciendo unos servicios sociales sin punto de comparación con cualquier otro municipio equivalente. Mientras en el estado español asistimos a una emergencia social con deshaucios a diario, en Marinaleda avanza el programa de autoconstrucción, que ofrece a la juventud local una vivienda digna a cambio del esfuerzo y una renta de 15 euros al mes… A los programas de deporte, asistencia social y trabajo cooperativo, se suma un apoyo incondicional a la cultura local – fruto de lo cuál se consolidan las voces jóvenes y contestarias de Molestando a los Vecinos, un grupo local de ska que prepara su lanzamiento definitivo al panorama estatal.

En este municipio concluyó el periplo de rodaje de nuestro proyecto. Desde entonces nos encerramos para editar 100 horas de filmación, que deberemos condensar en 1 hora y media de lluvia de calidad. Mientras nos echamos a andar en las redes digitales, preparamos el lanzamiento de la película. Pronto informaremos. Hasta entonces, salud y alegría.

Posted in Uncategorized